Trastornos Ginecológicos en la Mujer Joven

Trastornos Ginecológicos en la Mujer Joven

Las irregularidades menstruales y los cólicos al reglar son relativamente frecuentes en la adolescencia. Las irregularidades menstruales se deben al desequilibrio temporal de las hormonas que regulan la función de los ovarios y la regla (desprendimiento de las 2 capas superficial e intermedia del endometrio) lo cual se corrige espontáneamente al alcanzar la madurez de dichos sistemas hormonales (hipotalamo-hipofisis-ovario).

Existen circunstancias en que éste desequilibrio se debe a una enfermedad como ocurre en la enfermedad de ovarios poliquísticos la cual presenta desequilibrio hormonal, sobrepeso, falta de menstruación normal y ovarios poliquísticos, lo cual debe diagnosticarse oportunamente para evitar que progrese a síndrome metabólico, esterilidad al llegar a la vida adulta, y riesgo de cáncer de endometrio.

El tumor de ovario es muy poco frecuente a ésta edad. Los cólicos al reglar son relativamente frecuentes y su intensidad varía de mujer a mujer pudiendo ser incapacitantes provocando ausentismo escolar o en el trabajo. Puede deberse a la dificultad de salida de la regla a través del orificio del cuello uterino por una curvatura muy marcada en la relación cuerpo uterino y cérvix, pero también puede deberse a endometriosis, una de las causas más frecuentes de esterilidad en la mujer moderna, la cual debe atenderse lo antes posible.

Pueden existir otras causas de dolor pélvico en la mujer joven como la causada por una hemorragia al ovular, pero otros dolores pueden coincidir con la menstruación como son la apendicitis aguda, la colitis, la litiasis ureteral (piedras en la orina), la infección urinaria, etc. Siempre es recomendable una buena alimentación que evite hasta donde sea posible las grasas, las harinas, las cocas, los picantes, el café, tés negros, el tabaco, el alcohol, y todo tipo de substancias nocivas para la salud. Además realizar ejercicio al menos 5 días a la semana, y lo más importante concientizar a los papás de los cuidados que deberán tener con quien algún día será la madre de sus nietos.

Se sugiere la consulta con ecografía pélvica por vía abdominal para descartar la presencia de quistes en los ovarios cuando menos una vez al año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *