No Prevenir Sale Caro

No Prevenir Sale Caro

Prevenir es algo que en la cultura mexicana no es de mucha costumbre y menos hablando de temas de salud. Ir al doctor sólo sucede cuando uno de verdad ya se siente muy mal y esto puede implicar gastos económicos muy grandes y en el peor de los casos la pérdida de seres queridos.

Al sentir molestias lo más común es la automedicación, lo cual en varias ocasiones termina siendo un gasto más grande que haber asistido al doctor desde un principio. Esto se debe a que al no aliviarse inmediatamente el enfermo se compra otro medicamento hasta encontrar uno que funcione, en lugar de haber tomado el medicamento correcto indicado por un médico. La automedicación es una problema muy grande que se enfrenta y se le debe de poner atención, ya que hoy en día existen un sin fin de medicinas que se venden sin recetas y a bajos precios. Olvidando el dinero gastado en esto, aquí lo que debe de preocupar a la comunidad es el daño que se ocasionan las personas a sus riñones y a su hígado. Como es bien sabido estos órganos se desgastan cuando intentan limpiar sustancias innecesarias que se ingieren.

Otro gran problema está en que no existe la costumbre de hacerse un chequeo periódico. Hay enfermedades que no causan síntomas a simple vista y lo preocupante es que este tipo de enfermedades pueden llegar a ser mortales; tales como el cáncer, la diabetes, la hipertensión y el colesterol. Este tipo de padecimientos si son detectados a tiempo pueden ser tratados y así evitar la cirugía u hospitalización, que es lo que más afecta la vida del enfermo y sus familiares.

De acuerdo a la Secretaria de Salud el costo promedio anual por paciente con diabetes es de 274,044 pesos, con hipertensión 237,084 pesos, con cáncer de mama 110,459 pesos y con insuficiencia renal un mínimo de 500,000 pesos. En un estudio realizado por esta misma entidad se dio como resultado que el gasto promedio por procedimiento en medicina interna por paciente es el 12,410 pesos, ginecología y obstetricia 6,356 pesos, pediatría 8,695 pesos y en cirugía general 5,922 pesos.

Se pueden prevenir las enfermedades de ciertas formas, mediante la aplicación de vacunas, a través de una sana alimentación, buenos hábitos y visitando periódicamente al médico. No hay porque incurrir en gastos exagerados de dinero para curar una enfermedad; esto se puede evitar invirtiendo tiempo y cuidado en el bienestar físico personal. Se trata de crear un hábito y un estilo de vida, en el cual la prioridad sea la salud.

Autor:
Lic. Rosella González

Supera A.C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *