¿En qué me equivoqué?

¿En qué me equivoqué?
¡En darles lo mejor!

Brindarles amor a ellos es lo que más te agradecerán.

Buen día estimado lector de esta maravillosa Revista TU SALUD Y PUNTO, la cual brinda un espacio de información valiosa que comparto con ustedes, esperando les sea de utilidad.

Retomando el artículo anterior donde nos vimos envueltos en retomar nuestra labor como padres, ya que cuando los hijos crecen, casualmente nos preguntamos en qué fallé cuando vemos disfuncionalidad en ellos a nuestra forma de pensar que no está dentro de nuestro estándar. Cuando padres angustiados me preguntan ¿en qué fallé? viene a mi mente en AMARLOS (aclarando que dentro de las formas de amor hay que considerar que no todas son sanas) y para empezar es importante considerar qué es lo que esperamos de nuestro hijo, una ramificación de nosotros, lo que yo no pude hacer, o el ideal cultural.

De ahí que vemos cómo los padres refieren: no quiero que mi hijo pase lo que yo pasé, sufra de carencias, golpes de la vida, cuando invariablemente la vida se basa en crecer de las carencias y luchar ante los obstáculos de la vida y como les digo a los padres que a mi consultan: los hijos hay que NUTRIRLOS para la vida, y no a creer que dándoles todo, estarán preparados, además que fortalecer la automotivación y autoestima son las áreas más valiosas a estimular y proveer día a día.

 

Se contemplan entre tantas necesidades en los hijos la nutrición emocional, nombraré las 7 que se consideran importantes.

 

Necesidades emocionales Básicas en los niños

Cada niño cuenta con un tanque emocional, este es un lugar de fuerza emocional que puede darle un impulso para atravesar los días difíciles de la niñez, que nosotros los papás tenemos que nutrir.

  1. Necesidad de sentirse amado. Necesidad de amar y ser amado.
  2. Necesidad de sentirse importante.
  3. Necesidad de seguridad y protección.
  4. Necesidad de ser aceptado y tener ese sentido de pertenencia.
  5. Necesidad de reconocimiento, de alabanza, de palabras de elogio, PALABRAS DE VALOR.
  6. Necesidad de disciplina.
  7. Necesidad espiritual.

 

Revisaremos en esta edición las primeras dos:

 

1.- Necesidad de sentirse amado

 Esta necesidad es el resultado de una frustración de dos necesidades básicas en la vida que es amar y ser amado. La necesidad de ser amado es el motor el impulso en nuestras vidas, cuando no se nutre esta necesidad básica de amor nos desequilibramos emocionalmente y surgen todos los trastornos mentales. Nutrir a nuestros hijos de amor con todos los lenguajes como el físico con abrazos, que sanan y consuelan las emociones y toda la mezcla de sentimientos y llanto de nuestro niño. Un abrazo contenedor, es una necesidad de ser contenido: contención es la función maternal en la cual la mamá literalmente retiene los sentimientos del niño hasta que él pueda manejarlos por sí solo.

La contención ayuda a los niños a controlar y madurar sus emociones de tormenta y tensión. Nuestra función como madres y padres es ayudar al niño a madurar esas emociones, para saber qué hacer con ellas, en otras palabras, la madre maneja lo que el niño no puede controlar, o sea la madre maneja lo que el pequeño no puede dominar y no ha madurado, esto es lo que significa contención. Existen diferentes maneras para ayudar al niño a contenerlo, por ejemplo calmar: susurrar palabras suaves de seguridad cuando la mamá lo recoge y lo mece, simbólicamente recoge los sentimientos de temor del niño brindándole un lugar donde ponerlos, con alguien que no tiene miedo de ellos. Y a la vez las mamás los nutrimos de sentimientos de serenidad, reposo y amor.

Lenguaje Verbal con frases como “¡mi preciosa, te quiero mucho recuérdalo!” cuando la despedimos a la escuela, “que descanses mi cielo, te quiero” en la noche antes de dormirse que lo último que se lleve a su memoria sea un “te quiero”.

Es bueno brindar a nuestros hijos un amor incondicional, este es un amor pleno que acepta y afianza a un hijo por ser quien es, y no por lo que hace, no importa lo que tu hijo haga o deje de hacer, vamos a seguir amándolos (si les enseñamos el amor condicionado de: si sacas buenas calificaciones mamá te va a querer más, estamos creando niños que siempre busquen complacerte solamente).

 

2.- Necesidad de sentirse importante

 

Cada ser humano siente la necesidad de ser y sentirse importante, en el transcurso de la vida me he asombrado como la gran mayoría de las personas se sienten contentas por su cumpleaños, siendo de la edad que sea, es como decimos sale nuestro niño interior, que aun personas que se muestran insensibles que el día de su cumpleaños es importante y sin sentido, si la gente a su alrededor no lo celebra al menos de ¡Feliz Cumpleaños!

Por tanto para nuestros hijos es importante que se les reconozca y distinga de los hermanos… ojo, no es lo mismo que compararlo, ya que si no lo obtienen de manera inconsciente, buscan conductas perturbadoras que logren su objetivo que sea de reconocimiento aunque no sea positivo.

 

Continuará…

 

Me despido, no sin antes dejar una reflexión en una frase corta, pero de gran alcance que nos hereda el gran filosofo Pitágoras:

 

Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres.

 

Autor:

Lic. Nadia Magdalena Méndez Acuña

Psicóloga-Psicoterapeuta

CECOSAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *