Diabetes Mellitus

Dr. Juan Carlos Méndez Ortega
Medicina Interna
Hospital ABC
Ciudad de México

Nuevas recomendaciones 2017 en las normas de atención
de la ADA (American Diabetes Association)

1.– Evaluar si los pacientes tienen problemas psicológicos como sufrimiento emocional por la diabetes, depresión, ansiedad y trastornos alimentarios.

2.– Determinar el contexto social de los pacientes y hacer análisis de autoanticuerpos a los parientes de primer grado de personas con diabetes tipo 1.

3.– La FDA ha autorizado el sistema móvil de monitorización continua de glucosa (Continuous Glucose Monitoring, CGM) Dexcom G5 para tomar decisiones terapéuticas sin punción digital confirmatoria. Los datos proceden de 2 estudios clínicos en los que participaron 130 adultos y niños de edad ≥ 2 años con diabetes, en los que se comparó el Dexcom G5 con la monitorización de la glucemia determinada por punción digital y en el laboratorio durante 7 días.

4.– Considerar medir de forma periódica los valores de vitamina B12 en pacientes tratados con metformina y añadir suplementos según sea necesario.

5.– Evaluar el patrón y la duración del sueño como parte del manejo de la diabetes.

6.– Los períodos prolongados de sedestación se deben interrumpir cada 30 minutos con sesiones breves de actividad física.

7.– La hipoglucemia clínicamente significativa se define ahora como un valor de glucemia ≤54 mg/dl y el “valor de alerta” para tomar medidas al respecto es ≤70 mg/dl.

8.– Incluir el cálculo de grasas y proteínas, además del de carbohidratos, en los pacientes que usan insulina preprandial.

9.– Se ha cambiado el nombre a la cirugía bariátrica, que ahora se denomina cirugía metabólica; el umbral para considerarla como opción en pacientes con diabetes tipo 2 ha disminuido a un IMC 30 kg/m2 (27,5 kg/m2).

10.-Considerar la administración de empagliflozina y liraglutida y ofrecer una ventaja terapéutica a los pacientes con diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular confirmada.

La Empagliflozina, un inhibidor del cotransportador sodio-glucosa tipo 2 (SGLT2), fue autorizada por primera vez por la Administración Estadounidense de Medicamentos y Alimentos (FDA) en 2014, como complemento a la dieta y el ejercicio a fin de mejorar el control de la glucemia en adultos con Diabetes Tipo 2 (DT2).

El 2 de diciembre de 2016, la FDA autorizó empagliflozina para una nueva indicación: la reducción del riesgo de muerte por causas cardiovasculares en adultos con DT2 y enfermedad cardiovascular confirmada basado en un ensayo clínico EMPA-REG OUTCOME, en el que participaron más de 7,000 pacientes con DT2 y ECV y en el que se mostró que empagliflozina redujo significativamente las muertes por causas CV en comparación con un placebo y otros tipos de tratamientos de referencia antidiabéticos y medicamentos CV.

No está indicado para pacientes con diabetes tipo 1 ni para tratar la cetoacidosis diabética.

Está contraindicado en pacientes con antecedentes de reacciones de hipersensibilidad graves al fármaco, insuficiencia renal grave, nefropatía terminal o diálisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *