Cuidado con los Productos Milagro

“CUIDADO CON LOS “Productos Milagro”

…..su regulación comercial y publicitaria en México

 

Dr. José Antonio Limón Olivares

Medicina Interna-Cardiología-Neumología

Administración Pública y Política Pública, I.T.E.S.M.

 

La mayoría de los productos conocidos como “milagro” o “frontera” se caracterizan por exaltar, en su publicidad, una o varias cualidades terapéuticas, preventivas, rehabilitatorias o curativas, que van desde cuestiones estéticas hasta solución de problemas graves de salud.

 

Estos productos se elaboran a base de plantas o sustancias de origen natural o sintético o son preparados con diversos nutrientes; se presentan en pastillas, soluciones, geles, cremas, parches, inyecciones, jabones, bebidas, etc.

 

El control sanitario de esos productos incide en el ámbito de competencia de la COFEPRIS; sin embargo, hay otras dependencias y organismos del Gobierno Federal que tienen que ver de alguna forma, con este tema, tales como la Secretaría de Gobernación a través de la Subsecretaría de Normatividad de Medios (Radio, Televisión y Cinematografía) y la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO).

 

Estas sustancias se pueden clasificar en:

 

Suplementos alimenticios: Pueden estar constituidos por carbohidratos, proteínas, aminoácidos, ácidos grasos, metabolitos, plantas, hierbas, algas y alimentos tradicionales deshidratados, adicionados o no de vitaminas y minerales. Dada la gran variedad de sustancias e ingredientes utilizados en su formulación, pueden existir los siguientes riesgos:

 

  1. a) Farmacológico: Algunas de las sustancias utilizadas, por ejemplo plantas o hierbas, es posible contengan principios activos con acción farmacológica. El artículo 169 del Reglamento de Control Sanitario de Productos y Servicios, señala que los suplementos alimenticios no deben contener sustancias como procaína, efedrina, yohimbina, germanio, hormonas animales o humanas y tampoco utilizar plantas no permitidas para infusiones como el alcanfor o el árnica.

 

  1. b) Contaminación biológica: En los procesos de producción y manejo de los ingredientes utilizados y otras materias primas, pueden existir microorganismos patógenos, de manera particular en las plantas o hierbas que no han sido sujetas a un proceso eficiente de desinfección.

 

  1. c) Condiciones físicas alteradas: El riesgo en este rubro, puede presentarse por abuso o exceso de vitaminas liposolubles, específicamente A y B.

 

La Ley general de salud en su capítulo IV menciona lo siguiente:

 

Medicamentos: toda substancia o mezcla de substancias de origen natural o sintético que tenga efecto terapéutico, preventivo o rehabilitatorio, que se presente en forma. farmacéutica y se identifique como tal por su actividad farmacológica, características físicas, químicas y biológicas. Cuando un producto contenga nutrimentos, será considerado como medicamento, siempre que se trate de un preparado que contenga de manera individual o asociada: vitaminas, minerales, electrólitos, aminoácidos o ácidos grasos, en concentraciones superiores a las de los alimentos naturales y además se presente en alguna forma farmacéutica definida y la indicación de uso contemple efectos terapéuticos, preventivos o rehabilitatorios.

 

Fármaco: toda substancia natural, sintética o biotecnológica que tenga alguna actividad farmacológica y que se identifique por sus propiedades físicas, químicas o acciones biológicas, que no se presente en forma farmacéutica y que reúna condiciones para ser empleada como medicamento o ingrediente de un medicamento.

 

Materia Prima: substancia de cualquier origen que se use para la elaboración de medicamentos o fármacos naturales o sintéticos.

 

Aditivo: toda substancia que se incluya en la formulación de los medicamentos y que actúe como vehículo, conservador o modificador de alguna de sus características para favorecer su eficacia, seguridad, estabilidad, apariencia o aceptabilidad.

 

ARTÍCULO 222. La Secretaría de Salud sólo concederá la autorización correspondiente a los medicamentos, cuando se demuestre que las substancias que contengan reúnan las características de seguridad y eficacia exigidas.

 

ARTÍCULO 224. Los medicamentos se clasifican:

 

  1. Por su forma de preparación en:

 

  1. Magistrales: Cuando sean preparados conforme a la fórmula prescrita por un médico.

 

  1. Oficinales: Cuando la preparación se realice de acuerdo a las reglas de la Farmacopea de los Estados Unidos Mexicanos.

 

III. Especialidades farmacéuticas: Cuando sean preparados con fórmulas autorizadas por la Secretaría de Salud, en establecimientos de la industria químico farmacéutica.

 

  1. Por su naturaleza;

 

  1. Alopáticos: Toda substancia o mezcla de substancias de origen natural o sintético que tenga efecto terapéutico, preventivo o rehabilitatorio, que se presente en forma farmacéutica ‘y se identifique como tal por su actividad farmacológica, características físicas, químicas y biológicas, y se encuentre registrado en la Farmacopea de los Estados Unidos Mexicanos para medicamentos alopáticos.

 

  1. Homeopáticos: Toda sustancia o mezcla de sustancias de origen natural o sintético que tenga efecto terapéutico, preventivo o rehabilitatorio y que sea elaborado de acuerdo con los procedimientos de fabricación descritos en la Farmacopea Homeopática de los Estados Unidos Mexicanos, en las de otros países u otras fuentes de información científica nacional e internacional.

 

III. Herbolarios: Los productos elaborados con material vegetal o algún derivado de éste, cuyo ingrediente principal es la parte aérea o subterránea de una planta o extractos y tinturas, así como jugos, resinas, aceites grasos y esenciales, presentados en forma farmacéutica, cuya eficacia terapéutica y seguridad ha sido confirmada científicamente en la literatura nacional o internacional.

 

Medicamentos “MILAGRO”

 

Tras el periodo vacacional y los excesos alimentarios que se suelen producir en verano, muchas personas recurren a las conocidas “dietas milagro” para adelgazar. Unas dietas que, aunque se anuncian como una forma rápida y eficaz de perder peso, pueden provocar “serias complicaciones” en el organismo.

 

Mantener las cinco comidas al día, evitar estar más de cuatro horas en ayunas, aumentar los alimentos de origen vegetal y disminuir aquellos de origen animal, son otras formas para evitar consumir medicamentos milagro para bajar de peso.

 

Con la llegada del verano aumenta el deseo de perder rápidamente los kilos de más acumulados durante el año y, en consecuencia, proliferan las dietas y consumo de medicamentos milagro, que se convierten en la tabla de salvamento de la “operación bikini”.

 

El objetivo de los medicamentos milagro suele ser lograr resultados rápidos, fáciles y espectaculares sin demasiado esfuerzo, pudiendo perder hasta más de 5 kilos al mes.

 

El 14 de marzo 2017 la COFEPRIS y PROFECO aseguran más de 24 mil piezas de productos milagro por representar riesgos para la salud.

 

Tras las visitas de inspección, se determinó la suspensión de actividades en las empresas: Natura Mundo Brajim, por malas condiciones sanitarias de sus instalaciones, y dos establecimientos de Distribuidora Naturista Mayamex, por carecer de avisos de funcionamiento.

 

En las empresas sancionadas se localizaron ingredientes no permitidos, productos con nombres y leyendas alusivas a padecimientos y trastornos, leyendas terapéuticas en etiquetado, caducidad vencida y condiciones sanitarias que pueden generar riesgos.

 

Los productos asegurados son: Tronadora, Hierba del sapo, Ovaril, Energy Sexi, Energy Sexy woman, Enebro cápsulas, Pas y Paz-Extra Feliz Sueños, Artrivita, Pure glutámico complemento alimenticio, Piña Mayaslim, Boddymaya Slim 7 Bailarinas, The Pulmonar, Campolone & Neurobione, Hongo Michoacano, Hierro Power, Drenarrenali, Neurobione B12, Beyodectach Complejo B, Bedoyecta Noni y Ginseng, Super Dieter’s Herbal Tea Drink, Nueva Fórmula Famathon, Nueva Fórmula Tribedoxe, Nueva Fórmula Sucroollvital y Nueva Fórmula Incremin con Hierro.

 

También fueron aseguradas piezas de Calcimayaferol B-12, Anemiamayassyn Hierro Vitaminado, Pulmobrow con Jengibre, Broncofin, Neurocebryl Compuesto, Vitacebrol, Diabetin Cápsulas, Tirosinin, Glucometrix, Mayareumetan, Reumofan Plus y OXGN+V.

 

De igual forma se aseguraron concentrados para té con nombres como Cancerin, Xin DOl PMS, Castaña de Indias, Azahares, Boldo, Equinacea, Neem, Tepahtiani Compuesto vegetal hepático, Damiana de California, Wereke, Alcachofa, Ginko Biloba, Cuachalalate, Árnica y Diente de León.

 

La PROFECO y la COFEPRIS recomiendan a la población no consumir estos productos, ya que representan un riesgo y además ofrecen propiedades que no corresponden a la realidad.

La COFEPRIS desde año con año retira de tiendas naturistas medicinas que ofrecían curar desde diabetes hasta obesidad sin ninguna evidencia científica, entre otros los productos milagro llamados: Diabatec, Retroviron, Vascular System Pack, Anticolesterol, Redupack, Plexo Plus, Slim Pack, Artiflex, así también los verificadores sanitarios federales decomisaron además: 67,850 piezas de etiquetas de suplementos. Así como 59,015 cajas vacías de suplementos, 231 kilogramos de material de acondicionamiento, 300 piezas publicitarias, 139 etiquetas y 6,960 litros de alcohol sin registro de control.

 

Un estudio liderado por el investigador de la Universidad Camilo José Cela, Juan Del Coso, y publicada en “British Journal of Clinical Pharmacology”, ha desmentido los medicamentos milagro al demostrar que no se puede perder más de un kilo de grasa al mes.

En concreto, el trabajo ha analizado el papel de la ‘p-sinefrina’ en la quema de grasas en reposo y durante el ejercicio. Este alcaloide lo podemos encontrar de manera natural (aunque en baja concentración) en cítricos como naranja, mandarina o toronja, y comercializado como extracto de naranja amarga.

 

Debido a su parecido químico con la efedrina, un estimulante del sistema nervioso, y a la activación que esta sustancia produce sobre los receptores adrenérgicos 3, se ha convertido en un suplemento dietético popular que se incluye de manera habitual en productos utilizados para la pérdida de peso.

 

La ventaja de la ‘p-sinefrina’ es que tiene poca activación de los receptores 1 y 2, y por tanto posee poca influencia sobre el incremento de la tensión arterial y de la frecuencia cardiaca, lo que la convierte en una sustancia con menos efectos secundarios que otros estimulantes adrenérgicos.

 

Esto quiere decir que los cambios que experimentamos en nuestro peso cuando comenzamos a hacer ejercicio no están basados en la pérdida de grasa, sino en la pérdida de líquido principalmente. Por este motivo, la mayor parte de los medicamentos o productos milagro y de los programas de adelgazamiento producen ‘rebote’ por la recuperación del líquido perdido. Y es que, los cambios de peso reales, basados en la oxidación de grasas con ejercicio (más dieta) provocarían una pérdida real de 200-300 g a la semana, o poco más de 1 kilogramos al mes.

 

Este debería ser el objetivo, perder un kilogramo al mes, pero de grasa. Desde luego es menos llamativo que el slogan de los productos milagro.

 

Por lo anterior es recomendable siempre acudir con su médico internista o cardiólogo antes de llevar un plan para bajar de peso, promover la participación ciudadana en la denuncia y venta de sustancias y productos milagro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *